gestion salud

Autogestiona tu salud

Existe una gran variedad de cosas que puedes hacer para controlar tu salud, lo que te ayudará a prevenir algunas enfermedades o reducir los síntomas de otras. Estas cosas pueden ser comer alimentos frescos y saludables y hacer actividad física.

A pesar de que autogestiones tu salud, es recomendable consultar a tu médico al menos una vez al año, y mantenerte al día leyendo información sobre salud actualizada y precisa.

Beneficios de un estilo de vida saludable

Los beneficios de vivir un estilo de vida saludable incluyen:

  • ·         Reducir el riesgo de muchas enfermedades, incluidas enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y diabetes.
  • ·         Mejorar la estabilidad, flexibilidad, resistencia y rango de movimiento de tus articulaciones.
  • ·         Ayudarte a mantener la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación a medida que envejeces.
  • ·         Reducir los síntomas de estrés y ansiedad, y mejorar tu sensación de bienestar y estado de ánimo.
  • ·         Mejorar tu autoestima y autoconfianza.
  • ·         Mejorar la agudeza y la claridad mental, incluida la memoria.
  • ·         Aumentar la duración de tu vida.

Tu salud mental también es importante. Comer bien y llevar un buen régimen de ejercicios puede ayudar a protegerse contra la depresión. La buena salud mental también puede consistir en mantener relaciones saludables, sentirse positivo acerca de la vida y experimentar un sentido de pertenencia.

Para obtener asesoramiento profesional sobre alguna enfermedad específica, tu salud física o mental, comunícate con un médico, quien puede dirigirte a un nutricionista, dietista, psicólogo, consejero o psiquiatra.

Controles de salud regulares

Los controles de salud regulares son una parte importante de la autogestión de salud personal en todas las etapas de tu vida, y los controles de salud anuales son más importantes a medida que envejeces.

Si tienes entre 20 y 30 años, los controles que se recomiendan son:

  • ·         presión arterial (cada dos años)
  • ·         prueba de Papanicolaou y examen pélvico (mujeres, cada dos años)
  • ·         controles dentales regulares
  • ·         control regular del cáncer de piel para aquellos con mayor riesgo
  • ·         examen regular de los testículos (hombres).

A los 40 años, también es importante tener:

  • ·         controles oculares (si es de alto riesgo)
  • ·         controles regulares de los senos (mujeres de alto riesgo)
  • ·         evaluación de salud si está en riesgo de desarrollar una enfermedad crónica (una en los últimos 40 años)
  • ·         evaluación de salud si tiene riesgo de enfermedad cardíaca
  • ·         controles de colesterol
  • ·         evaluación de salud si tiene un alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 (cada tres años).

Si tienes más de 50 años, es importante hacerte las pruebas anteriores y también tener:

  • ·         chequeos de mamas y mamografías (para mujeres, revísate regularmente y hazte una mamografía cada dos años. Para hombres, cuando tenga síntomas)
  • ·         una evaluación de su salud ósea.
  • ·         exámenes de sangre oculta en heces (FOBT) para detectar el cáncer de intestino (cada dos años usando un autoexamen).
  • ·         una evaluación del oído (cuando tienes síntomas).

Registra tu progreso

Hacer cualquier cambio en tu estilo de vida puede ser un desafío. Muchas personas encuentran que tener una meta en mente les brinda algo por lo que trabajar, los motiva a mantenerse en el camino y les proporciona una medida de qué tan bien les está yendo.

Establecer objetivos realistas y bien planificados te mantiene enfocado y motivado. A menudo, las pequeñas victorias hacen que los objetivos más grandes parezcan menos desalentadores. A veces, tus planes no funcionarán como esperabas. Aprenda de tus fracasos y continúa.

Mantener un registro de lo que está haciendo también es una manera fácil de mantener informado a tu médico. Puedes usar un simple cuaderno pero también en internet hay muchos cuadernos de registro en línea gratuitos y fáciles de usar y aplicaciones para teléfonos móviles que te pueden ayudar.

Consulta a tu médico para un chequeo antes de comenzar cualquier nuevo programa de acondicionamiento físico, especialmente si tienes más de 40 años, tienes sobrepeso, no ha hecho ejercicio durante mucho tiempo o padeces una afección médica crónica.

Acerca del autor

Casado

Médico desde el 1994 en Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *